La CGT Nacional y Popular contra las reformas de Macri

0
29

Desde la CGT Nacional y Popular Rodríguez Peña observan con preocupación el avance del gobierno nacional con sus proyectos de reformas en materia laboral, tributaria y previsional.

La CGT conducida por Saillén, advierte que las medidas adoptadas por el gobierno nacional destruyen las economías familiares de los argentinos. Aseguran que estas políticas solo tienen un nombre y un fin: “AJUSTE” y que la finalidad es transferir los recursos de las clases populares a los capitales concentrados.

Expresan que todas las decisiones tomadas por el gobierno macrista han sido para beneficiar a los empresarios y debilitar a los trabajadores organizados.

Asimismo, sostienen que la flexibilización laboral es una política que afecta a los estudiantes secundarios, que en breve se sumaran al mundo laboral, ya que serán precarizados o trabajaran gratis en puestos laborales que deberían ser aptos y pagados para jóvenes estudiantes universitarios. También hacen referencia a que los jóvenes universitarios se los fuerza a trabajar como aprendices en planes laborales que pagan un mínimo. De esta manera, se llenan las plazas laborales con mano de obra barata, precarizada y joven, lo cual es más fácil que mantener a un empleado con familia.

En virtud de esto, el trabajador con familia, acepta cualquier labor por una paga mínima, trabajando varias horas con menos beneficios laborales, los cuales van disminuyendo para todos, incluso para los jubilados, ya que con la supuesta compensación histórica se encubre la quita de beneficios, descuentos y facilidades para la adquisición de productos.

La CGT Nacional y Popular Rodriguez Peña manifiesta que además de los despidos que son proporcionales a la falta de trabajo y la inflación que deteriora el poder adquisitivo, se silencia a las agrupaciones sindicales que quieran salir a protestar. Se criminaliza la protesta, y desde los medios de comunicación se miente para debilitar a los gremios.

Le piden a la CGT Nacional que esté a la altura de las circunstancias que la historia y los trabajadores demandan. No se puede estar de los dos lados del mostrador. Hay que defender al movimiento obrero y el futuro de nuestros hijos.

Concluyen repudiando cualquier intento de servilismo por parte del movimiento obrero ante capital financiero. Hay que frenar el ajuste y para eso necesitamos la unidad del movimiento obrero, los estudiantes organizados, organizaciones sociales, profesionales, cooperativas y las Pymes, porque la única lucha que se pierde, es la que se abandona.