El Movimiento Obrero recordó el Programa de La Falda y marchó unido contra las reformas de Macri

0
28

El viernes 1 de diciembre, la CGT Regional Córdoba, conmemoró el Programa de la Falda, al cumplirse 60 años de aquel documento histórico que marcó los lineamientos que debía seguir la CGT Regional.

En la Casa Histórica del Movimiento Obrero descubrieron una placa recordatoria y luego, todos los gremios marcharon hacia Patio Olmos, no solo para conmemorar el Programa de La Falda sino también para manifestarse en contra del paquete de reformas impulsadas desde el gobierno nacional.

“Creo que ha sido una conmemoración adecuada, a tono con el tiempo y con las necesidades”, así se expresaba el secretario general de la CGT Regional, José Pihen, quien agregó que: “el Programa de la Falda tiene que ser la piedra angular y el cimiento de la unidad de los trabajadores y de los sectores populares frente a un programa de ajuste”. Al igual que en el 57, el movimiento obrero fue capaz de parir este proyecto. Nosotros aspiramos humildemente no solo a conmemorarlo, sino a convertirlo en un factor de unidad, concluyó el secretario del SEP.

La secretaria general de la UOGC, Ilda Bustos, presente en el acto manifestó que dicho acto, que contó con varias personalidades del mundo político sindical y social, “es el reflejo de la unidad, de la organización y de la lucha que vamos a tener que librar para, definitivamente, dejar atrás los intentos de reforma laboral que vuelven regresivos los derechos que se han conquistado debido a la lucha del movimiento obrero”.

El Sindicato de Trabajadores de la Industrias de la Alimentación, dijo presente con su secretario general. Héctor Morcillo decía que, si bien fue su sindicato a nivel nacional el eje convocador, la CGT Regional conducida por Atilio López fue la que marcó un programa de gobierno, el cuál tiene que ver con una posición antioligárquica y antiimperialista, defendiendo la justicia social. “Hoy en el contexto de un gobierno neoliberal, que está desarrollando políticas que fundamentalmente afectan a los trabajadores, a los más pobres para favorecer a los más ricos, es necesario reivindicar este programa y convertirlo en el eje político de la unidad del movimiento obrero de Córdoba”, concluyó Morcillo.

Por su parte el líder de la juventud sindical peronista de Córdoba y legislador provincial, Franco Saillen, hizo referencia a que el gobierno nacional pretende volver a los `90, a la flexibilización laboral, a la privatización de las empresas y que utilizan los medios de comunicación para hacerle creer a la gente que viene una recuperación económica cuando se han perdido casi 350 mil puestos de trabajo, “y nosotros no estamos dispuestos a perder un solo puesto de trabajo más”, manifestó Saillen.

Adrián Brito, el secretario general de canillitas, dijo que: “creo que hoy se repite lo del 57, cuando buscan proscribir las voces que se alzan en defensa de los trabajadores, de los mas débiles”. Hoy el movimiento obrero debe estas más unido que nunca para defender a la sociedad en su conjunto todo.

El ex secretario general del SUOEM, Rubén Danielle, quien se apersonó en el acto, destacó que: “hay que recuperar la voluntad del movimiento obrero y es nuestro deber tratar de frenar esto como sea porque si no vamos a perder muchos derechos”.

“Hoy observamos que no existe ningún sector político que lleve adelante una acción igual a lo que se hizo en La Falda” expresó Gabriel Suárez, secretario general de Luz Y Fuerza. El dirigente agregó que: “hay que volver a la Córdoba rebelde, la del Cordobazo, la de la Reforma Universitaria, aquella que se paró y dijo basta. Para concluir aseguró que: “Los sectores políticos se ponen de acuerdo, si no fuera así, no tendría media sanción una ley nefasta que vulnera los derechos de los jubilados”.

El ex secretario de DDHH, Martin Fresneda, dialogó con Vida Sindical y respecto al programa manifestó que: “creo que es muy oportuno este homenaje. Ratificar aquel programa y reavivarlo en un programa concreto para oponernos todo en unidad a lo que propone el gobierno nacional que intenta modificar y retroceder en las conquistas de los trabajadores”.

Walter Correa, miembro de la corriente federal de los trabajadores, celebró que más allá de la conmemoración, Córdoba no se rinda y esté en pie de lucha. En consonancia con Correa, el diputado electo por unidad ciudadana, Pablo Carro, estuvo recorriendo las calles junto al resto de los trabajadores y respecto al programa decía lo siguiente: “es un programa que tiene una actualidad increíble”. Finalizó expresando que: “tenemos que seguir trabajando en la unidad de acción para enfrentar el ajuste que únicamente lo vamos a derrotar en la calle”.

Juan Monserrat, secretario general de la UEPC decía, “tenemos mucha claridad sobre lo que hay que hacer, hay que estar en la calle, organizando, discutiendo, fortaleciendo nuestras organizaciones. Esto lo vamos a parar en la medida en que tengamos un cuerpo monolítico de unidad de los trabajadores”. Además, disparó contra los gobernadores, ya que estos han consentido que los jubilados sean despojados de los recursos y la dignidad que habíamos logrado construir en los últimos doce años, y eso lo vamos a recuperar a través del trabajo sindical, expresó el dirigente.

Desde La Bancaria expresaron que la unidad del movimiento obrero debe discutir un programa político que incluya a los que menos tienen, y eso se logrará resistiendo desde las calles.

Julio Brochero, conductor de UTEDYC, expresó que su presencia en la marcha tiene como objeto rechazar la reforma laboral y previsional, y que desde la unidad el movimiento obrero se pueden defender las conquistas sociales logradas por los trabajadores.

Jorge Repetto, secretario general de SADOP Córdoba, resaltó que en estos momentos de políticas neoliberales que benefician a los más poderosos, los trabajadores deben estar unidos y movilizados en la calle para resistir.

El secretario general de la CGT Nacional y Popular, Mauricio Saillen, al igual que la mayoría de los presentes, subrayó la necesidad imperiosa de la unidad del movimiento obrero. Además, se despachó contra el triunvirato que conduce la CGT Nacional, que ha acordado la reforma laboral con un gobierno que viene por todo y por todos. “Los que no están apoyando esta lucha no tienen la dignidad para ser dirigentes sindicales, disparó el secretario general del SURRBaC.

Cabe señalar que fue una marcha multitudinaria de la cual participaron la mayoría de los representantes gremiales, donde se dejaron de lado las diferencias personales y el movimiento obrero marchó como un sólido bloque, que es la única forma para poder intentar detener estas reformas y el ajuste que se vienen implementando desde el ejecutivo nacional.