El SEP recordó el renunciamiento de Eva y los fusilamientos de Trelew

0
30

El 31 de agosto de 1951, Eva Perón renuncia a presentarse como candidata a vicepresidente de Perón. Candidatura que era propuesta por la CGT. En su comunicado, Eva expresa lo siguiente: “Quiero comunicar al pueblo argentino mi decisión irrevocable y definitiva de renunciar al honor con que los trabajadores y el pueblo de mi patria quisieron honrarme”.

El 22 de agosto de 1972 se produjo el hecho conocido como la Masacre o los fusilamientos de Trelew, dónde 16 miembros de distintas organizaciones armadas peronistas y de izquierda fueron asesinados por marinos en la Base Aeronaval Almirante Zar, una dependencia de la Armada Argentina próxima a la ciudad de Trelewprovincia del Chubut, en la Patagonia austral.

Con el propósito de recordar y reflexionar respecto a aquellos momentos históricos, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) se reunió en su sede el martes 29 de agosto.

Presente en el acto, el secretario general del SEP y de la CGT Regional Córdoba, José Pihen, expresó su reflexión acerca del renunciamiento y manifestó que la salud de Eva y las presiones que recibió Perón derivaron en dicha renuncia. Además aseguró que aquel acontecimiento ha quedado en la memoria colectiva como el mayor gesto de generosidad de Eva frente al proceso que se desarrollaba en aquel momento.

Por su parte María Teresa Puga, Subsecretaria de Discapacidad, Rehabilitación e Inclusión, quien también fue parte del acto, explicó que se trata de una fecha muy cara a todo el peronismo. El renunciamiento no implicó una renuncia total, sino que implicó reafirmar su puesto de lucha, de libertad dentro del movimiento peronista. Agregó que Eva renunció a los honores institucionales, pero no a su pueblo.