Bel Top bajó la persiana

0
610

La fábrica de dulces bellvillense  Bel -Top anunció el cierre de sus puertas. Serían al menos veinte los trabajadores que perderían su fuente laboral.

El representante de STIA, Sergio Gribaudo, manifestó que: “En una actitud de falta de responsabilidad, de falta ética, la empresa el martes 16 le manda el telegrama de despido a once trabajadores, imputándoles una causa inexistente, fraudulenta, mentirosa, que lo único que hace es agraviar los intereses de los trabajadores y ponerlos en una situación de indefensión”.

Desde el gremio señalaron que la situación de la empresa no es reciente, y que hace al menos dos años que viene atravesando problemas.

El Sindicato de la Alimentación (STIA) denuncia que el pedido de concurso por parte de la empresa es una maniobra para poder lograr el vaciamiento de la misma, e impedir que los trabajadores cobren las indemnizaciones correspondientes  .