Los despedidos de Grababus no cobraron las indemnizaciones

0
418

Luego de que el gobierno de la provincia de Córdoba rescindiera el contrato con Grababus y la denunciara por evasión tributaria, la empresa despidió a sus 130 trabajadores y comunicó que la compañía sería desmembrada.

Empleados de la firma, encargada del grabado de autopartes en la provincia, informaron que se han realizado cuatro audiencias en el Ministerio de Trabajo de la Provincia y que los titulares de la empresa no se han presentado.

Por otra parte, uno de los empleados manifestó que: “El Gobierno provincial, no reconoce su responsabilidad solidaria por ser el contratante principal de una empresa que debió controlar para que no sean evasores del Estado, lo que no cumplió como lo exige la ley, situación que el mismo gobierno le exige a los contratistas privado”.