Coca Cola Femsa pidió un procedimiento preventivo de crisis

0
304

Coca-Cola Femsa pidió al Gobierno un procedimiento preventivo de crisis para afrontar el achicamiento de su planta embotelladora del barrio porteño de Pompeya.

En la planta trabajan alrededor de 600 personas, de un total de tres mil que emplea la empresa en todo el país.

A través de un comunicado, la empresa informó que: “Coca-Cola Femsa Argentina atraviesa una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo. La Compañía presentó un procedimiento preventivo de crisis para su planta del barrio de Nueva Pompeya. Dicho procedimiento seguirá el curso que establecen las normas aplicables”.

Pablo Fernández, secretario general de la seccional porteña del Sindicato de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines manifestó que: “La planta está prácticamente parada porque no hay ventas, no recuerdo haber pasado por una situación similar. Pero no permitiremos despidos. En este contexto no podemos permitir que ni un sólo trabajador se quede sin empleo”, concluyó el dirigente sindical.

Desde el sindicato de Camioneros, la rama de aguas y gaseosas se declaró en estado de alerta y movilización. El gremio denuncia que se trata de “un preventivo de crisis falso”. “El sindicato ya venia reclamando en contra del trabajo informal. La rama de aguas y gaseosas se declara en estado de alerta y movilización en rechazo a esta medida que toma una de las empresas más beneficiadas por el gobierno actual”, concluyeron desde el sindicato.