Trabajadores del supermercado Emilio Luque venden el stock para cobrar algo de lo que les deben

0
56

Hace algunas semanas atrás, informábamos la situación crítica que atraviesa la cadena de supermercados Luque tras declarar la quiebra.

La cadena que cuenta con 21 sucursales en cuatro provincias del norte argentino y alrededor de 1200 trabajadores, no pudo hacer frente a sus obligaciones y dejó de pagar salarios.

Miguel Zelaya, delegado de los trabajadores, se refirió a la situación actual que atraviesan, y manifestó que es “muy crítica y cada día que pasa, empeora”.

Además, el representante de los trabajadores señaló que: “No se despidió a nadie, seguimos conservando la misma cantidad, tratamos de garantizar los 1200 puestos de trabajo hasta último momento”.

Para finalizar, expresó que: “las sucursales continúan en horario normal, con ventas disminuidas por faltante (los ingresos destinados a sueldos), el expendio vía tickets está suspendido y sólo se vende por medio de efectivo y tarjetas locales.