Free Colors cerró y 70 trabajadores perdieron sus puestos laborales

0
135

Se trata de una fábrica ubicada en la comuna de Álvarez, a unos minutos de la ciudad de Rosario, dedicada a la fabricación de fuegos artificiales, que decidió cerrar sus puertas y dejó a 70 trabajadores sin su fuente laboral.

Alrededor de hace un mes, la firma decidió bajar la persiana, acuciada por la crisis económica y algunas normativas que prohíben el uso de la pirotecnia.

El impacto del cierre de la planta es muy fuerte, ya que está ubicada en una comunidad de apenas 8 mil habitantes.