Tambalea la Textil Ibero Americana

0
85

La fábrica ubicada en Ramos Mejía es la única productora de corderoy del país, y se encuentra atravesando un proceso de crisis muy agudo.

Alrededor de 100 trabajadores podrían perder sus puestos de trabajo, quiénes reclaman los pagos de los salarios de agosto y parte del aguinaldo. Asimismo, otros reclaman los sueldos de julio, agosto y aguinaldo completo.

La empresa que tiene más de 75 años en el mercado, llegó a trabajar tres turnos de ocho horas hasta diciembre de 2015, cuando contaba con 140 trabajadores, pero un año después la planta sólo se quedó con 103 de ellos.

Actualmente, la empresa se encuentra abierta pero imposibilitada para producir ya que no cuenta con materia prima.